14/04/2024

Noti-Economia

Noticias de economía

Noti- Economia: Consejos para darte de alta como autónomo de manera eficiente

Darse de alta como autónomo es una decisión que muchos profesionales se plantean en algún momento de su carrera. Ya sea para embarcar un nuevo proyecto, para adaptarse a las necesidades que su profesión implica o para poder abrir más los horizontes y explorar nuevos trabajos.

Se trata de una figura muy presente, sobre todo en culturas como la española o latinoamericana, donde encontramos altos porcentajes de autónomos entre los trabajadores activos.

No obstante, a la hora de llevarlo a cabo, el proceso no siempre es muy sencillo. Pueden existir muchas dudas, cuestiones no claras y procedimientos que pueden pasarse por alto.

En este artículo proporcionaremos consejos para que cualquier persona que esté pensando en darse de alta como autónomo este 2023, no tenga problemas.

Averigua los requisitos

Antes de darte            de alta cómo autónomo online es importante conocer los requisitos y las distintas opciones que se pueden tener.

Algunos son muy básicos, como ser mayor de 18 años, mientras que otros requieren de unos trámites más complejos. Por ejemplo, en España también es necesario disponer de un Número de Identificación y estar inscripto en la Seguridad Social.

Además, debemos saber de antemano qué actividad o actividades llevaremos a cabo, ya que necesitaremos dar de alta la actividad y presentar modelos para comunicar el inicio de la actividad.

Tenemos que saber con qué personalidad jurídica nos daremos de alta. Si pensamos en abrir una empresa, quizás convenga darnos de alta como sociedad o personalidad jurídica. Si trabajamos solos por nuestra cuenta, entonces se trata de una persona física.

En resumen, hay que tener claro qué actividad queremos llevar a cabo y de qué manera, para poder realizar el papeleo y registros correspondientes que nos permitan darnos de alta como autónomos y empezar a llevar a cabo nuestra actividad.

Analiza la situación general

Siguiendo un poco la línea de lo que hablamos en el punto anterior, seguimos insistiendo en la necesidad de tener todo claro y organizado antes de empezar a realizar nada. La planificación es el mejor paso previo que podemos realizar para evitar sorpresas o problemas.

Hay muchas variables y cuestiones a tener en cuenta antes de lanzarnos con nuestra actividad. Por ejemplo, la viabilidad. Hay que hacer un análisis que incluya los costes inherentes a la actividad, incluyendo las tasas de ser autónomo, y ver si el negocio puede ser rentable.

Quizás en un primer momento necesitemos una inversión inicial para mantenernos, pero a la larga terminará siendo rentable. Quizás lo sea desde el primer momento y los ingresos cubran los gastos. En ambos casos debemos tener en cuenta otro factor: la competencia.

La competencia no son solo otras personas o empresas ofreciendo nuestros servicios, también es la situación económica y el poder adquisitivo de los clientes potenciales. Debemos saber si nuestro precio es competitivo, pero también si es un precio que los clientes estén dispuestos a pagar por este servicio.

Si bien este consejo vale para todos los nuevos proyectos, en el caso de los autónomos es aún más relevante ya que dependen de sí mismos. No hay estructura detrás que pueda ayudar en caso de necesidad, hay que minimizar los riesgos al máximo y ,la mejor manera de hacerlo, es planificando todos los aspectos previamente.

La importancia del marketing

El marketing, aunque parezca cosa de grandes empresas multinacionales, es esencial para todo tipo de autónomos. Les permite tener una presencia tanto online como en persona, y atraer y mantener clientes, así como aumentar la visibilidad y mejorar la propia imagen.

El marketing puede ayudar enormemente a los autónomos a construir una presencia online. Esto puede ir desde la creación de una página web presentando los servicios, la optimización de motores de búsqueda, la gestión de redes sociales e, incluso, la publicidad. La presencia en línea puede ser una ayuda significativa para que los autónomos puedan alcanzar una audiencia más amplia.

No solamente sirve para atraer nuevos clientes, también puede ayudar a mantener aquellos que ya se tienen. Utilizando descuentos, promociones y otras técnicas de marketing, podemos crear una comunidad y mantener el contacto con los clientes. El contenido de calidad y de interés es un método muy efectivo para mejorar la comunicación con los clientes.

Además, estas mismas técnicas nos pueden servir para mejorar nuestra imagen de marca. Una buena carta de presentación, como una web o redes sociales atractivas y activas, buen engagement con los clientes y recomendaciones de clientes satisfechos es una fórmula ideal para que la imágen de nuestra marca esté en lo más alto.

Organización del tiempo y del trabajo

Trabajar de forma independiente a menudo significa no tener un horario fijo. Seguramente conozcamos autónomos a quienes hemos visto trabajar todos los días y a todas horas, ya que su cliente o proyecto puntual así lo requería.

En algunos casos necesitaremos adaptar nuestros horarios para determinados trabajos a los que no podemos decir que no, ya sea por necesidad o conveniencia.

Por ello, es importante tener una organización eficaz y pre-establecida del tiempo, para evitar estrés, acumulación de trabajo y poder ser más productivos.

Organizar el tiempo puede significar muchas cosas distintas. Por un lado, puede tratarse de establecer prioridades entre las distintas tareas. Organizar y planificar el orden de cada una con base en su importancia o urgencia puede ayudarnos a cumplir los objetivos a tiempo.

Por otro lado, puede significar poner un límite a las horas de trabajo. Si hay un período del día en que somos más productivos, aprovechar ese periodo para trabajar y dejar el otro para descansar.

Organizar el trabajo nos ayudará a evitar sobrecargas de trabajo en poco tiempo, que pueden llevar a consecuencias físicas y mentales, algo que como autónomos es especialmente contraproducente.

Al ser nuestros propios jefes, sabemos cuánto podemos dar, pero también somos los únicos que cuidaremos de nosotros mismos. Organizar el tiempo y el trabajo nos ayudará a encontrar un balance entre ser productivos y no pagarlo con nuestra salud.

 Apoyate en herramientas digitales

El simple hecho de ser autónomo, independientemente de la actividad que se lleve a cabo, implica una serie de trámites, burocracia y pagos que no podemos evitar y que hay que sumar a la carga de trabajo que ya, de por sí, tenemos.

Afortunadamente, no somos los únicos. Hay miles y miles de autónomos con el mismo o similares problemas, lo que lo convierte en un mercado muy fértil para la creación de herramientas digitales hechas específicamente para ellos.

Si hacemos una búsqueda rápida encontraremos muchos programas que nos pueden ayudar en todo los aspectos que hemos mencionado hasta ahora: trámites, organización del tiempo, marketing, etc.

Estas herramientas automatizan muchas tareas repetitivas ayudándonos a ahorrar tiempo y a evitar errores y despistes que podríamos pagar muy caros en el futuro. Y hablamos de pagar literalmente, ya que un retraso o un trámite mal hecho puede terminar en una multa cuantiosa.

Vivir en una era donde la tecnología está tan avanzada puede ser de gran ayuda para los autónomos. Existiendo softwares y herramientas que nos pueden ayudar a facilitarnos el trabajo, es una verdadera pena no aprovecharlos, sobre todo, porque pueden ser un diferencial que nos haga destacar frente a la competencia.

2.  Asesoramiento

Como ya hemos dicho muchas veces, los autónomos no dependen de nadie más qué sí mismos, para bien o para mal. Es normal encontrarse muchas veces perdidos, confundidos o sin saber bien cómo moverse. Sobre todo si se trata de nuestra primera vez.

Lo mejor en esos casos es asesorarnos y apoyarnos en personas que sepan del tema. Consultar con un asesor especializado puede ayudar para evitar errores de principiante y a sentar unas buenas bases a la hora de iniciar nuestra aventura como autónomos.

Ellos pueden ayudarnos a elegir la mejor opción para nuestro caso, avisarnos de ayudas o beneficios a los que podemos aspirar y también como apoyo en los momentos que queramos tirar la toalla.

No siempre deben ser especialistas, a veces estar en contacto con otros autónomos que hayan pasado por situaciones similares también puede ser productivo. Podemos aprender de sus errores y ellos podrán también aconsejarnos cómo proceder en ciertas situaciones.

Aunque parezca que estamos solos, hay muchas personas pasando por la misma situación y más aún que ya lo han superado. No hay que tener miedo a buscar asesoramiento y consejo, solo es un indicio de que nos interesa el proyecto y queremos que le vaya bien.

Objetivos y actitud

Al final, lo más importante que debemos tener para ser autónomos es ganas y actitud. Debemos encontrar unos objetivos que nos ayuden a motivarnos y nos den ganas de seguir adelante.

Querer cumplir estos objetivos tiene que ser la gasolina que nos mueva día a día a seguir trabajando y mejorar.

Ser autónomos requiere valentía. Y, si bien hemos mencionado muchos tips y consejos importantes sin ganas y sin motivación todo lo que hemos dicho no será suficiente y nuestro proyecto estará abocado al fracaso.

Hay que creer en uno mismo y en el proyecto, sobre todo, tener ganas de trabajar. Sea cual sea la motivación y el objetivo, se trata de trabajar y dar el máximo de nosotros mismos.

Ver fuente