20/04/2024

Noti-Economia

Noticias de economía

Noti- Economia: El rally navideño llegó en 2023

En diciembre los bancos centrales tumbaron con sus discursos la posibilidad de ver en las bolsas el típico “rally navideño” de fin de año, ocasionando caídas inusuales en la última quincena de 2022 de casi el 5% en el S&P500. Sin embargo, las subidas en la bolsa no se hicieron esperar y ni bien empezó el 2023 presenciamos el mejor mes de enero desde 2019. Además, febrero ha comenzado con el mercado viendo con buenas perspectivas la posición de la Reserva Federal (FED) respecto a las subidas de tipos de interés; a lo que se le suma el optimismo de las bolsas por las palabras de Mark Zuckerberg, CEO de Meta Plataforms, centrándose en la eficiencia de la compañía y no en los resultados presentados (que no fueron tan auspiciosos); llevando a que la empresa tuviera revalorizaciones de doble dígito e impulsara al sector tecnológico.

Estos factores ocasionaron que el S&P500 tenga un rendimiento en lo que va del año (YTD) del 8,45%, superando inclusive el registro de hace 4 años. Sin embargo, este comienzo de año sumamente positivo es diametralmente opuesto al mal inicio que nos tocó vivir el año pasado, con el mismo índice cayendo un 5,13% en el mismo periodo. Aunque parece que el mercado ya se ha olvidado de la mala performance del 2022, tampoco es deseable que las expectativas cambien radicalmente hacia un optimismo extremo, debido a que la euforia bursátil sin fundamentales de fondo puede llevar a caídas dolorosas.

Si bien a nivel estadístico es un buen presagio que el mes de enero termine en positivo, ya que en promedio el índice sube alrededor de un 12% aproximadamente en el año cuando esto pasa; a nivel de fundamentales no está tan claro el rumbo que pueden tomar las bolsas en los próximos meses. Esto se debe a que las principales métricas de valoración se encuentran acorde a sus promedios históricos; a modo de ejemplo, el Price Earning Ratio (PER) del S&P 500 se encuentra en 19,7 en comparación a su media histórica desde 1989 de 19,6. Asimismo, la incertidumbre sobre los beneficios futuros de las compañías tampoco da señales claras de lo que pueda ocurrir, ya que si bien muchas empresas han presentado “guidance” optimistas para el año 2023, actualmente estamos viendo una disminución en los beneficios empresariales, que si bien ya están descontados por los mercados, habrá que ver el proceso de recuperación hacia las proyecciones estimadas.

En conclusión, el buen comienzo de año de las bolsas ha amortiguado el pesimismo que había en los mercados cuando terminó el 2022. Sin embargo, es importante que este cambio de visión más optimista (con el cual estamos de acuerdo) se vaya concretando de manera paulatina, para evitar así sobresaltos en el sentimiento inversor que genere volatilidad en el corto plazo.

 

Fuentes:

Gustavo Chrabalowski
Analista de inversiones de Norz Patrimonia

Ver fuente