13/06/2024

Noti-Economia

Noticias de economía

Noti- Economia: Consejos para hacer publicidad en ferias y eventos

La publicidad es una de las herramientas indispensables para dar a conocer los productos y servicios, así como en la intención de promover la imagen de cualquier empresa.

Y la participación en ferias y eventos como una forma de publicidad, no sólo brinda ventajas a los expositores, sino a los visitantes que desean ampliar su red de contactos.

Si bien el marketing digital ha dado un vuelco radical a la forma de alcanzar a la audiencia y publicitar una marca, las ferias de emprendimiento en España y eventos empresariales ofrecen un entorno natural y cercano, perfecto para hacer negocios, bien sean orientados a ampliar las ventas o mejorar la reputación.

En esencia, la participación en este tipo de eventos persigue vender la idea del producto o servicio como una solución para el usuario. Para ello, es necesario obsequiar a los asistentes algo tangible que genere impacto en su mente y se vuelva parte de su cotidianidad.

Repartir material promocional

Recibir obsequios es algo que nos encanta a todos, los clientes y nuevos contactos no son la excepción. Los regalos publicitarios tienen el propósito de posicionar o mejorar la imagen de la marca.

Algo tan simple y elemental como los bolígrafos de publicidad son la herramienta perfecta para promocionar con éxito nuestros productos o servicios. En el diseño de este tipo de elementos, la originalidad es el factor clave, el objetivo es dar a los asistentes un objeto funcional que lleve impresa la esencia de la marca.

Sin duda, los regalos promocionales son la forma más versátil de hacer publicidad. No hace falta gastar demasiado para lograr que estos elementos dejen un recuerdo latente en el subconsciente de los usuarios, sólo es necesario que sean objetos de utilidad y uso común.

De esta manera, las opciones se ajustan a todo tipo de presupuesto. Por ejemplo, al momento de ganar visibilidad, los llaveros son ideales y económicos. Algo similar ofrecen los bolígrafos y calendarios.

Otra idea que viene cobrando fuerza es regalar botellas reutilizables ya que, además de hacer publicidad, genera un impacto positivo y demuestra compromiso con el concepto de sostenibilidad.

Este mismo efecto podemos conseguirlo obsequiando a los visitantes bolsas reutilizables en las que puedan llevar a casa todos los objetos promocionales que reciben en la feria. Para incrementar la confianza, nada mejor que regalar un USB que contenga el catálogo de productos y los videos del proceso de fabricación.

Difusión a bajo coste

Desde el siglo XVII, los regalos promocionales son utilizados por las empresas como forma de hacer publicidad por múltiples razones. En primer lugar, contribuyen eficientemente a la meta de lograr que las personas recuerden la marca y acudan a ella cuando necesitan de los productos o servicios que ésta ofrece.

Asimismo, son una forma de difusión que no supone grandes inversiones. En la actualidad, es sencillo encontrar cualquier cantidad de elementos que se ajusten al objetivo, desde libretas corporativas y llaveros, hasta tazas y camisetas.

En cualquier caso, el obsequio debe representar a la marca, de esta forma, conviene incluir el logo de la empresa o el nombre del producto/servicio que queremos posicionar en la mente de la audiencia.

Publicidad variada y diferente

Aunque el efecto de los regalos publicitarios ayuda notoriamente a cautivar a la audiencia, combinar diferentes alternativas de promoción incrementa el nivel de impacto.

No es un secreto, los clientes disfrutan ser sorprendidos, la variedad rompe la monotonía y genera un poderoso estímulo en la mente del consumidor. Invertir en folletos y tarjetas de visita complementa la propuesta, pero si hablamos de innovar, conviene dar un paso adelante y obsequiar productos tecnológicos.

Patrocinar la feria u organizar un evento especial

Aunque la idea resulta poco atractiva debido al desembolso que supone, basta con sentarnos a analizar las ventajas de esta forma de publicidad para darnos cuenta que el rango de alcance e impacto de la empresa en la audiencia garantiza el rápido retorno de la inversión.

Por otra parte, no necesariamente debemos invertir cifras exorbitantes, en su mayoría, las ferias ofrecen diferentes alternativas de patrocinio la clave está en elegir el plan adecuado, en función del presupuesto.

Frente a la imposibilidad de hacer un gasto tan considerable, otra estrategia eficaz para potenciar la visibilidad muy recomendada es invitar a los clientes actuales y/o audiencia potencial, a una cena o evento especial..

Para cualquier empresa, la mejor carta de presentación es la satisfacción de sus clientes. Cuando el usuario siente confianza en la marca y está contento con lo que recibe, no duda en comprar y recomendar los productos o servicios.

Un evento pequeño permite centrar la atención en nuestra propuesta lejos de las distracciones comunes que se derivan del movimiento, la variedad de stands y la multitud de asistentes que caracterizan a las ferias. Asimismo, es la oportunidad perfecta para demostrar la calidad humana y el compromiso con los clientes.

Preparar muy bien el stand

En la intención de crear la mejor impresión todo cuenta, de poco sirve invertir en diferentes recursos publicitarios, si nuestro stand se queda corto en tamaño o no despierta la atención de los visitantes.

Lograr que el público se anime a entrar al stand requiere el cuidado de la estética exterior e interior. Entre los elementos recomendados sobresalen exponer el proceso de fabricación de los productos en una pantalla o los comentarios online que aparecen en las redes sociales sobre el evento.

Del mismo modo, no puede faltar la música en directo, buena iluminación y un espacio chill out donde los asistentes puedan despejarse un poco y apreciar mejor nuestra propuesta.

Participar en las jornadas, charlas o conferencias

La publicidad tangible no es la única forma de sacar provecho a las ferias. Por lo general en este tipo de eventos se llevan a cabo charlas, conferencias y jornadas que son un imán para acaparar la atención de los asistentes y de la prensa especializada.

De esta forma, convertirnos en conferencistas es otra manera de ganar visibilidad y generar confianza. El contacto directo con el público no sólo permite que conozcan mejor la marca, sino la visión de la empresa como referente en el sector y su capacidad de liderarlo.

Ver fuente