20/07/2024

Noti-Economia

Noticias de economía

Puntos principales:

  • Si estás enfrentando problemas para cumplir con los compromisos de tu empresa, enfócate en aumentar el flujo de dinero que entra semanalmente al local o la cuenta bancaria.
  • Ajusta las políticas de pago, pide adelantos, ofrece descuentos por pronto pago y penaliza las demoras.
  • Comunica siempre con honestidad y transparencia: facilita las transacciones a través de plataformas digitales como PayPal o Mercado Pago.

Si tus ventas no despegan seguramente pasas horas y horas aplicando tácticas que te permitan generar nuevos prospectos o aumentar el ticket promedio de tus clientes actuales. Pero si te está costando cumplir con tus compromisos, como el pago de la nómina o de los impuestos, quizá tu problema principal esté en la salud del flujo de efectivo. Hoy vamos a contarte no solo cómo solucionar ese problema, sino cómo aumentar esa cantidad de dinero que entra semanalmente a la caja del local o a la cuenta de la empresa.

El flujo de efectivo es un elemento vital para el negocio no solo porque asegura el cumplimiento de los compromisos, sino también porque permite aprovechar las oportunidades para el crecimiento del negocio: desde un descuento para la compra de equipo hasta la adquisición de una licencia.

Entonces, ¿cómo asegurar la entrada de ese oxígeno para el negocio, y además en el corto plazo? Aquí te lo contamos, a través de cuatro acciones sencillas, pero potentes para aumentar el flujo de efectivo.

Acción #1. Pide un depósito antes de enviar un producto o arrancar un proyecto

No importa qué tan grande o tan pequeña sea la venta, pedir un adelanto te asegurará el compromiso y la seriedad del cliente. Además, te dará la tranquilidad para comprar materias primas, contactar a un colaborador y enfocarte en la calidad de lo que vas a entregar.

Si no sabes cómo manejar este tipo de situaciones, o incluso te sientes incómodo, sé práctico. No te preocupes, porque con el tiempo y con los resultados que lograrás, te resultará más natural hacerlo. En primer lugar, cuando envíes un presupuesto, aclara de entrada cómo van a dividirse los pagos: por ejemplo, 50% antes del envío de la mercadería y el 50% restante al momento de la entrega. Si hay un contrato de por medio, no olvides incluir este detalle.

Acción #2. Facilita los pagos

Enviar una factura y sentarse a esperar a que te paguen es una receta segura para el desastre en las finanzas. En primer lugar, envía comprobantes digitales a tiempo para que tus clientes no tengan excusas para cumplir con su parte. Apóyate en una plataforma de facturación eficaz, como Aspel Facture, que cumpla con todos los requisitos fiscales y que te permita generar los CFDI en segundos y sin errores.

En cuanto al cobro, ofrece múltiples opciones de pago: en efectivo, con tarjeta de crédito o débito, por transferencia bancaria, etc. Y, en medida de lo posible, facilita aún más el proceso para tu cliente y genera una solicitud digital para que puedan pagar en segundos, por ejemplo, a través de plataformas como PayPal o Mercado Pago.

Por último, envía recordatorios a través de plataformas de email marketing que te permitan programar y automatizar la comunicación. Lo ideal es que los mensajes lleguen unos días antes de la fecha de pago, por lo menos con una semana de anticipación.

Acción #3. Ofrece incentivos por pronto pago, y aplica penalizaciones por demoras

Otra manera de mejorar la disponibilidad de dinero en efectivo es ofrecer un descuento del 5 o 10% sobre el monto total de la compra o sobre algunos productos de alta demanda por pagos en efectivo. Eso es mucho mejor que aplicar un recargo del 5% por pagos con tarjeta, algo que puede molestar mucho a los clientes y que, por otro lado, no deberías hacer nunca.

Aprovecha la circunstancia para comunicar a tus clientes que, en caso de un retraso en los pagos, aplicarás recargos. No des cinco días de gracia o más, porque entonces tus clientes aprovecharán la circunstancia para atrasarse todavía más. Habla con tu contador para que te explique si tienes que generar nuevas facturas por ese monto adicional, y cómo manejar los CFDI de pago.

Es importante que te mantengas competitivo en el mercado, pero también que recibas un pago justo por tus productos o servicios.
¡Negocios son negocios!

Acción #3. Aumenta los precios

¿Tu contador aumentó sus honorarios? ¿Subió el precio del plan de telefonía celular? Y, además, ¿tu cliente más importante decidió reducir su iguala mensual? Entonces, llegó el momento de subir tus precios.

Haz cuentas y determina qué incremento necesitas aplicar para mantener tu margen de rentabilidad. Investiga qué está pasando en el mercado y qué acciones está tomando la competencia. Piensa en generar otras líneas de ingreso, por ejemplo, a través de paquetes básicos de servicios que te demanden menos tiempo, pero a la vez sean más fáciles de vender. Y, por supuesto, en el caso de clientes regulares explica cuáles son las razones detrás de los aumentos. Es importante que te mantengas competitivo en el mercado, pero también que recibas un pago justo por tus productos o servicios.

Acción #4. Reduce las salidas de dinero

O, en otras palabras, los gastos. Revisa una vez más el presupuesto y qué tan necesarios son algunos egresos mensuales, como el pago de una suscripción a un medio que nunca lees o de una aplicación de diseño para redes sociales. Luego busca opciones más económicas o incluso gratuitas, siempre que cumplan con la calidad que necesitas. Ten mucho cuidado con las aplicaciones de administración empresarial o de contabilidad electrónica, busca que sean seguras y óptimas, como Aspel SAE y Aspel COI, porque en este caso tomar decisiones por precio nunca es una buena idea.

Luego, en el caso de los gastos más elevados, negocia con tus proveedores. Si eres un buen cliente, seguramente querrán seguir trabajando contigo, y posiblemente puedan ofrecerte un descuento o mejores opciones de pago (por ejemplo, a meses sin intereses).

***

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado con este artículo:

Te recomendamos también:



Ver fuente