18/07/2024

Noti-Economia

Noticias de economía

¿Qué es el urbanismo? – Nelson Rafael Bustamante Abidar

Nelson-Rafael-Bustamante-Abidar-Qué-es-el-urbanismo


La palabra urbanismo proviene etimológicamente de urbe (ciudad) o urbano (lo que es de la ciudad) y es un derivado del término urbs-urbis y urbanus, en latín; la ciudad de Roma se llamaba Urbs. Igualmente, de la declinación germánica de la raíz ur, proviene la palabra burgo, relacionada con el término burgués y que, actualmente, también se conserva en español como nombre de algunas ciudades.

El concepto de urbanismo tal como se conoce hoy en día, asociado a la planificación y estudio de las ciudades, se consolidó hasta inicios del siglo XX. El urbanismo es la disciplina que se encarga de estudiar y planificar las ciudades, las regiones donde están ubicadas y el comportamiento de sus habitantes con respecto a estas.

Además de ser una disciplina académica, es también un sistema de ordenamiento que diseña y modela la infraestructura, el edificio y la vivienda en la sociedad moderna. Aunque el urbanismo se enmarca dentro de la sociología y la arquitectura, es una materia que comprende el estudio de muchas disciplinas, para lograr el alcance de una visión completa de las relaciones entre sociedad y espacio urbano donde esta interactúa.

La urbanística

Dentro del urbanismo tenemos a la urbanística como el conjunto de técnicas que se utilizan para planificar el espacio e intervenir en él, se asocia con la actividad urbanística a la obligación pública de gestionar el uso del suelo, que comprende su planificación, organización, dirección, control de la ocupación y ejecución de planes y obras.

Entre los objetivos de la actividad urbanística se encuentra:

  • El fomento de un desarrollo coherente y sostenible del espacio urbano.
  • Vincular de forma sostenible y racional el uso del suelo con el uso de los recursos naturales.
  • Someter todas las prácticas urbanísticas al interés público.
  • Garantizar el acceso a una vivienda digna para todos los ciudadanos.
  • Asegurar el equipamiento y adecuación de suelos urbanos.
  • Legislar el derecho de propiedad sobre el suelo y su uso.
Nelson-Rafael-Bustamante-Abidar-Qué-es-el-urbanismo

Modelos urbanísticos

Entre los mejores ejemplos de modelos urbanísticos que podemos observar en las grandes ciudades del mundo, tenemos:

  • Modelo Anárquico: Las ciudades de Sao Paulo y Lesbos, siguen este modelo debido a su crecimiento incontrolado.
  • Modelo Planificado: Amsterdam y Buenos Aires mantienen un trazado cuadricular premeditado donde se tienen en cuenta tanto el entorno como los recursos disponibles para su diseño y ejecución, y depende enteramente de sus administradores.
  • Centralizados en un punto geográfico: En ciudades antiguas como Madrid y París, partiendo de la ordenación de la ciudad en torno a un recurso natural como un río o una situación geográfica estratégica, usual en las ciudades más antiguas.
  • Modelo centralizado en un punto artificial: Común en los asentamientos más modernos como en La Paz y Morzuoga, que se caracterizan por haber sido emplazados en un punto geográfico aleatorio y artificial, en función de los intereses estratégicos humanos más que los recursos disponibles.
  • Modelo vertical: Frecuente en aquellas ciudades cuyo tipo de vivienda más frecuente es el edificio en régimen de propiedad horizontal, como Benidorm. Estos núcleos se caracterizan por una mayor densidad de población, pero también hay un mayor aprovechamiento de los recursos.
  • Modelo horizontal: En Londres sus espacios fueron diseñados para que el tipo de vivienda principal sea unifamiliar. Suelen tener un centro comercial, financiero y turístico en el centro y, en la periferia, barrios residenciales con amplias avenidas y zonas ajardinadas.
  • Concéntrico, radial, o rectangular: Conocido también como modelo geométrico, las ciudades también pueden clasificarse en función del tipo de plano.
Nelson-Rafael-Bustamante-Abidar-Qué-es-el-urbanismo

Nelson Rafael Bustamante Abidar: Tipos de urbanismo

Se pueden distinguir seis tipos de urbanismo en función de diferentes criterios:

1. Urbanismo habitacional: Encargado de organizar zonas del territorio destinadas a uso residencial. En este tipo de planificación urbana se determina qué tipo de viviendas se van a construir en un espacio en función de la cantidad de población que va a vivir en él y su nivel socioeconómico.

2. Urbanismo industrial: Su planificación busca organizar las zonas destinadas a albergar centros de producción, logística o empresas. Usualmente se desarrollan en forma de polígonos industriales y suelen estar a las afueras de las ciudades.

3. Urbanismo de servicios o comercial: Es el encargado de dotar a una población de los espacios y comercios necesarios para su abastecimiento. Estas zonas pueden estar integradas en los núcleos residenciales o a las afueras de estas.

4. Urbanismo racionalista: Coincide con el aumento de la población en las ciudades a causa de la Revolución Industrial, y cuando ocurre el gran desarrollo urbano de principios del siglo XX. Le Corbusier fue el máximo exponente de la corriente del urbanismo racionalista, planteando un modelo de ciudad práctico y basado en el orden en torno a un trazado lineal.

5. Urbanismo táctico: Se trata de una corriente que busca la transformación de la ciudad hacia un modelo más peatonal. La planificación está enmarcada hacia la subordinación del vehículo en las ciudades en favor del peatón, fomentando espacios verdes y públicos, o del transporte colectivo. Uno de los máximos exponentes del urbanismo táctico es Mike Lydon y una de las ciudades donde más se ha aplicado este tipo de urbanismo es Barcelona, España.

6. Urbanismo ecológico o sostenible: Consiste en la planificación urbana orientada a la reducción de las islas de calor urbanas, las emisiones de gases de efecto invernadero y, en general, la mejora de la relación entre las zonas urbanas y el medio ambiente. El principal teórico del urbanismo de tipo ecológico es Salvador Rueda Palenzuela, quien basa este tipo de urbanismo en cuatro ejes:

  1. La compacidad.
  2. La complejidad.
  3. La eficiencia.
  4. La estabilidad.



Source link