15/04/2024

Noti-Economia

Noticias de economía

El origen de la cultura árabe

Salar-Ataie-Bandari-El-origen-de-la-cultura-árabe


Cuando hablamos de la cultura árabe, hablamos de la rica cultura que se ubicó en una península situada entre el Mar Rojo y el Golfo Pérsico, al suroeste de Asia. Por su clima árido, Arabia es un desierto donde la agricultura solo es posible en algunos lugares de la costa y en los oasis del interior, cuyo origen más antiguo se remonta a la generosidad de estas tierras de darle agua a los sedientos. Salar Ataie Bandari nos invita a conocer un poco más de la cultura árabe.

Ismael y Abraham

Ismael es un personaje bíblico del antiguo testamento. Hijo de Abraham y de su esclava Agar. Sara, la esposa legítima de Abraham, era estéril, y le ofreció a su esposo que tomara su esclava para tener un hijo, pero tras rogar a Dios dio luz a Isaac, el legítimo heredero.

Sara exigió entonces a Abraham que Ismael y su madre fuesen expulsados del hogar paterno. Errando por el desierto, un ángel les salvó la vida al indicarles una fuente de agua viva. Sus descendientes, los ismaelitas, se establecieron entre la frontera de Egipto y el golfo Pérsico.

El mismo Mahoma colocó a Ismael a la cabeza de su genealogía. Según el Islam, Ismael colaboró en la construcción de la Meca, y a su padre Abraham como el padre de la fe en las religiones más importantes de Occidente.

En un cruce de caminos, en las proximidades de un rico manantial, los árabes levantaron una pequeña ciudad: la Meca, donde se encuentra la Piedra Negra, conocida como Kaaba, en la que se apoyó el padre de todos los árabes: Ismael, hijo de Abraham.

La mayoría de las tribus con creencias monoteístas, rezaban en torno a la piedra: la Piedra Negra, ubicada hoy en día en el santuario. Kaaba significa «la casa cuadrada«. Actualmente, todo musulmán, al menos una vez en su vida, visita la meca en peregrinaje, y sus oraciones diarias se dirigen a la Meca. 

Salar Ataie Bandari-El origen de la cultura árabe

Antes y después del Islam

Para entender mejor el origen de la cultura árabe, hay que comprender dos grandes períodos de la historia de los árabes:

1. Historia Preislámica

Predomina los pueblos semitas que emigraron de la Península Arábiga, caracterizados por tener un idioma en común. Así, los babilonios, caldeos, asirios, egipcios, arameos, fenicios, nabateos, sabaneses, himaritas fueron la base de la cultura árabe. Actualmente, estos pueblos conforman las raíces del mundo árabe, sobre todo de Egipto, los griegos adquirieron muchos de sus conocimientos.

En la era pre-islámica, que duró hasta el siglo VII, la Península de Arabia estuvo apartada de los grandes centros históricos:

  • Era un lugar de paso de las rutas de caravanas que venían de Oriente trayendo especias, sedas y otras mercancías, parte de la ruta de la seda.
  • En su mayoría eran beduinos: Nómadas dedicados al pastoreo de cabras y camellos.
  • Por eso existían pocas ciudades en Arabia: Yatrib y la Meca eran los centros comerciales más importantes.
  • Organizados en tribus rivales, los árabes no formaban un país. Cada tribu tenía sus propios intereses y sus propias creencias.

2. Historia Islámica

Durante este período aparece el islamismo, los pueblos de origen semita se unen en torno a las prédicas de Muhammad, constituyendo una civilización árabe musulmana. Con la muerte del profeta, empieza la expansión del islamismo y una serie de disputas por el poder político-religioso.

Sin embargo, en un principio, los habitantes de la Meca estuvieron en contra de la doctrina de Muhammad. Por eso, en el año 622 lo obligaron a salir a la ciudad de Yatrib, hoy es la actual Medina. A esta salida se le conoce como la Hégira y con ella se inició la era islámica: el calendario musulmán se cuenta a partir de este día. Poco tiempo después, en el año 630, Muhammad reclutó un ejército y conquistó la Meca.

Desde entonces, la mayor parte de los ciudadanos abrazaron el islamismo, siendo esta la doctrina oficial de la cultura árabe. Dos años después el profeta Muhammad murió dejando unida a toda Arabia por la doctrina del Islam, que lanzó al pueblo árabe a una rápida expansión militar entre los siglos VII y VIII. A la muerte de Muhammad, la dirección del Islam fue ejercida por los califas o sucesores del profeta. Los primeros califas, denominados ortodoxos, fueron elegidos entre los parientes del profeta.

Salar Ataie Bandari-El origen de la cultura árabe

Salar Ataie Bandari: Cultura árabe, una cultura de síntesis

La cultura árabe asimiló distintas culturas, de los pueblos sometidos. Crearon de esta forma una cultura propia, logrando una síntesis de:

  • Valores orientales (persas, indios, chinos).
  • Clásicos-helenísticos (recogidos de Bizancio).

Además, la cultura árabe aportó a esa síntesis su propia mentalidad, impregnada por su religión y su lengua, que se convirtió en la expresión universal de su civilización, pues todos los países conquistados adoptaron el árabe.

Las obras más importantes de los pensadores orientales y griegos se tradujeron al árabe. Sobre esa base, los sabios musulmanes llevaron a cabo sus propias creaciones en escuelas y centros de estudio establecidos en las grandes ciudades como, por ejemplo, Bagdad, Damasco y Córdoba.

Gracias a las traducciones de los árabes, los europeos volvieron a encontrarse con las viejas raíces de su civilización, pero también se beneficiaron con los nuevos aportes que traían los musulmanes. Apasionados por la alquimia, los científicos musulmanes descubrieron el alcohol, la potasa, el ácido sulfúrico, entre otros materiales más.

Médicos como Rhazes y Avicena impulsaron notablemente esta ciencia. Lo mismo ocurrió con la geografía y la astronomía. La cultura árabe aportó a la matemática el sistema de numeración basado en el cero y el álgebra.

Pensadores como Averroes dieron un gran aporte a la filosofía y la difusión del pensamiento de Aristóteles, que fue el autor más leído por los árabes. Por otro lado, la cultura árabe se destaca por su literatura brillante. Cultivaron con entusiasmo la narración corta y los cuentos, de esto surgen los relatos de «Las mil y una noches», escritos en prosa y basados en historias y leyendas de origen persa o hindú.



Source link