15/04/2024

Noti-Economia

Noticias de economía

Cómo hacer una remodelación exitosa

Nelson-Rafael-Bustamante-Abidar-Cómo-hacer--una-remodelación-exitosa


La remodelación es el proceso en que alteramos, transformamos o modificamos, en su estructura general o en ciertos elementos, una edificación dando como resultado cambios en las características de la construcción, bien sea ampliando o simplemente modificando la división de los espacios.

Estos proyectos deben ser bien planeados y ejecutados por profesionales de la construcción para lograr el resultado deseado; por eso, Nelson Rafael Bustamante Abidar explica todo lo que debes saber para lograr una remodelación exitosa y su diferencia con una renovación, que es un proyecto que toma en cuenta los cambios estéticos de la estructura. 

Lo que debes saber sobre una remodelación

Uno de los primeros pasos a la hora de llevar a cabo una remodelación – en manos de un profesional o del propietario de la estructura – es decidir la paleta de colores que deseamos utilizar para todo el ambiente o el edificio en cuestión. Además, cuando se trata de una sola habitación, es importante tener en cuenta el modo como esto afectará el estilo de las demás habitaciones y ambientes.

Habiendo decidido la combinación de colores deseada y la utilidad que le daremos a la habitación, se debe pasar a los materiales y los productos con los cuales se dará un nuevo aspecto a la habitación, tomando en cuenta el presupuesto disponible. En este paso del proceso, los emprendedores deben tomar decisiones inteligentes, de manera que aprovechen al máximo su capital, para evitar que la remodelación parezca incompleta.

Además de mejorar el aspecto, una remodelación puede ser útil para aprovechar mejor el espacio en ambientes muy pequeños; bien sea porque la distribución del mobiliario no le favorece o porque realmente sus dimensiones son muy pequeñas. Al remodelar una casa de una planta y tres ambientes podemos convertirla en una edificación más grande con el doble de espacios. De este modo, la construcción en cuestión ofrecerá más comodidades y espacios a sus residentes.

Cuando los habitantes de una vivienda, o miembros de una oficina pequeña, deciden realizar una remodelación, si el cambio estructural no es de grandes dimensiones, puede que el propietario elija la opción de hacer un trabajo por cuenta propia.

Nelson-Rafael-Bustamante-Abidar-Cómo-hacer--una-remodelación-exitosa

Nelson Rafael Bustamante Abidar: ¿Cuándo hablamos de una remodelación o de renovación?

Muchos no conocen la diferencia entre una renovación o una remodelación, pero es fundamental comprender el alcance de cada una de ellas antes de iniciar el proyecto. De este modo, será más fácil planificar el proyecto y saber exactamente lo que hay que hacer para completarlo.

La renovación es el proceso de cambiar un edificio o una estructura arreglando lo que ya existe o añadiendo nuevos componentes, en algunos casos va ligada con la restauración, que es un proceso más específico y requiere de mayor experticia.

Cuando hablamos de remodelación, esto supone una cambio de toda la habitación, vivienda o edificio. Por ello, se trata de un proceso más complicado que la renovación, porque suponen cambios estructurales. Algunos ejemplos de remodelación son:

  • Ampliar los metros cuadrados de un edificio.
  • Destruir, eliminar o añadir paredes.
  • Elevar los techos.
  • Añadir tuberías.
  • Añadir conductos de calefacción / refrigeración.
Nelson-Rafael-Bustamante-Abidar-Cómo-hacer--una-remodelación-exitosa

Las remodelaciones suelen ser más costosa que la renovación, y son las que requieren más materiales y tiempo para completarlas. Remodelar un edificio es mucho trabajo, y se toma la decisión cuando se quiere mejorar la edificación, agregándole componentes importantes.

Por el contrario, la renovación consiste en arreglar una habitación sin cambiar su uso, mientras que la remodelación consiste en transformar todo el propósito del espacio. Aunque son sutiles las distinciones entre ambas, la diferencia es totalmente clara en cuanto a la rentabilidad del proyecto.

A la hora de elegir entre una renovación y una remodelación, debemos tomar en cuenta algunos de estos factores:

  • Precio: una remodelación siempre costará más que una renovación, ya que suele requerir complejos trabajos de construcción, electricidad y plomería. Si el cambio estructural es importante, se deben obtener los permisos correspondientes.
  • Tiempo: solo la planificación y construcción de la reforma puede llevar varios meses, igual que al momento de ejecutar el proyecto.
  • Alcance del proyecto: la renovación se centran en los cambios estéticos, mientras que las remodelaciones alteran toda la funcionalidad, del edificio o del espacio.
  • Personalización del espacio o la estructura: las renovaciones pueden lograr un aspecto más moderno y añadir muchos elementos funcionales, pero no pueden cambiar la estructura por completo. Si quieres transformar completamente el espacio para hacerlo tuyo, tendrás que hacer una remodelación completa.

Cuando no estás seguro del tipo de proyecto que tienes entre manos, o cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades, aquí hay algunas preguntas fundamentales que debes hacerte:

  • ¿Cuánto es mi presupuesto? 
  • ¿Qué quiero cambiar el espacio o el edificio?
  • ¿Quiero hacer algunas reparaciones solamente?
  • ¿Deseo simplemente que el edificio tenga un aspecto más moderno o actualizar algunos elementos para que sea más práctico?
  • ¿Quiero volver a una habitación que no reconoceré una vez terminada la construcción?
  • ¿Me gusta el diseño actual de la habitación?



Source link